Accidentes en Autobuses

En un área metropolitana geográfica pequeña y densa, contar con un transporte público es un beneficio de gran utilidad para la población de esa zona. El transporte público, incluyendo camiones, autobuses, trolebuses y sistemas de transporte de tren ligero proporciona una alternativa conveniente de manejar un auto dentro y fuera de una ciudad. Sin embargo, debido a poblaciones altas, conductores negligentes, descuido y en ocasiones a circunstancias desafortunadas se producen a menudo accidentes de autobuses de transporte público. Adicionalmente, porque frecuentemente los autobuses carecen de las medidas de seguridad requeridas en automóviles como los cinturones de seguridad ocasionan muchas posibles lesiones a los pasajeros. La Administración Federal de Seguridad en Autotransportes (FMCSA) informa que en el 2011 aproximadamente de los 56,000 accidentes de autobuses ocurrió lo siguiente:

  • 47,000 daños a la propiedad;
  • 9,000 casos de lesiones;
  • 221 casos de muerte por accidente de autobús.

Sin embargo, estas estadísticas sólo incluyen autobuses que transportan 10 o más personas, excluyendo de la cuenta a los choferes o conductores, por lo que estas estadísticas realmente podrían ser más grandes. Además los autobuses generalmente pasan más tiempo y conducen más kilómetros en las carreteras donde los límites legales de velocidad son mayores que en las ciudades o pueblos. El exceso de velocidad en los autobuses puede provocar un incremento de las colisiones con lesiones más serias y peligrosas. Sin embargo, las colisiones a velocidades más bajas ocurren a menudo y también pueden ocasionar una variedad de lesiones graves sin importar si hay un contacto con las partes interiores de los autobuses.

Los accidentes de autobús pueden tener muchas causas. A veces puede ser debido al descuido del peatón o ciclista. Otras veces ocurren debido a la negligencia del conductor, equipo defectuoso o al inadecuado mantenimiento de los autobuses. Muchos de los casos de peatones o ciclistas atropellados por autobuses y las colisiones entre los camiones y coches se divulgan, sin embargo en otras ocasiones éstos no son reportados. En una ciudad como San Francisco un conductor de autobús puede maniobrar las calles sin ser consciente de que su autobús ha colisionado con otro vehículo, un edificio o atropellado a un ser humano. Para aquellas personas que están abordo de autobuses cuando ocurren accidentes las lesiones pueden ocasionarse cuando los autobuses hacen movimientos bruscos que causan que los pasajeros caigan al suelo, se golpeen contra los postes agarradera o sean lanzados como proyectiles. Los efectos de éstos pueden variar desde pequeñas laceraciones en la piel hasta lesiones más graves como las conmociones cerebrales o fractura de huesos. Estas lesiones pueden ser especialmente peligrosas para los niños y los ancianos que son generalmente más frágiles.

Cuando las compañías de autobuses no hacen un adecuado mantenimiento a sus unidades, los autobuses pueden tener fallas mecánicas provocando accidentes. Por ejemplo, las gomas viejas de los frenos que no son remplazadas a tiempo pueden ocasionar que los conductores choquen contra otros vehículos enfrente de ellos. Los neumáticos desgastados pueden explotar ocasionando choques o sacudidas con fuertes movimientos. La negligencia de los conductores cuando manejan los autobuses y realizan diversas tareas al mismo tiempo como la apertura de golosinas o mensajes de texto en sus teléfonos celulares también ha sido motivo de choques.

Si usted es un pasajero en un autobús implicado en una colisión, es importante obtener la mayor información como le sea posible sobre el autobús, el conductor y las circunstancias del incidente. Mientras que en muchos autobuses contienen cámaras de vídeo que registran el interior, estas grabaciones no siempre están disponibles cuando una persona lesionada las necesita, sobre todo cuando el conductor o la compañía de autobuses son los responsables de causar la colisión. Si usted o un ser querido estuvo implicado en un accidente de autobús y cree que es culpa del conductor o de la compañía de autobuses, llame para recibir una consulta gratuita de nuestros abogados de accidentes al (800) 427-7020 o contáctenos por correo electrónico. Atendemos casos de lesiones sobre una base del honorario de contingencia, que significa que usted debe pagar honorarios legales si no le obtenemos compensación en su nombre.